mag3t.jpg

Este es una técnica sencilla de aplicar, que ayuda frente a los procesos inflamatorios y patológicos que ocasionan dolor localizado, y que ademas es un tratamiento preciso.

Sirve para múltiples patologías, ya sea que afectan al sistema nervioso, circulatorio, patologías en la piel o que afecten al aparato locomotor. 

Entre sus beneficios, se pueden mencionar sus efectos analgésicos, el aumento de la circulación y de la temperatura, su efecto antiinflamatorio y relajante y la regeneración de los tejidos.

En resumen, es una técnica poco agresiva, indolora y que tiene muy pocas contraindicaciones.